JA Biz - шаблон joomla Видео

De acuerdo a lo establecido en el Art. 76 del Reglamento para la Aplicación de la Ley de Régimen Tributario Interno (RALRTI), el socio o accionista de una compañía deberá determinar en su declaración correspondiente al ejercicio económico anterior, el anticipo a pagarse con cargo el ejercicio fiscal corriente, de conformidad con las siguientes reglas:

Una suma equivalente al 50% del impuesto a la renta causado en el ejercicio anterior, menos las retenciones en la fuente del impuesto a la renta que le hayan sido practicadas en el mismo, y, en el caso de accionistas, partícipes, socios u otros titulares o beneficiarios de derechos representativos de capital, menos el crédito tributario por el impuesto pagado por la sociedad que distribuye dividendos, hasta los límites establecidos para el mismo.

Según el artículo 137 ibídem, para considerar crédito tributario el impuesto a la renta pagado por la sociedad, en el caso de utilidades, dividendos o beneficios distribuidos a personas naturales residentes en el Ecuador, se tendrá en cuenta las siguientes consideraciones:
  • Dentro de la renta global, se considerará como ingreso gravado el valor distribuido más el impuesto a la renta pagado por la sociedad, correspondiente a ese valor distribuido en el ejercicio de la distribución, independientemente de la obligación de llevar contabilidad. 
  • El crédito tributario en ningún caso podrá superar ninguno de los siguientes valores:
  1. El impuesto pagado por la sociedad correspondiente al dividendo.
  2. El valor del ingreso gravado multiplicado por la tarifa del 22% o 25%, según se haya aplicado a las utilidades de las que se originaron los dividendos. 
  3. El impuesto a la renta que le correspondería pagar a la persona natural por ese ingreso dentro de su renta global, es decir, la diferencia resultante de restar el impuesto causado en su renta global, incluido el valor de la utilidad, beneficio o dividendo, menos el impuesto causado en su renta global si no se consideraría la utilidad, beneficio o dividendo. 
Entonces, luego de haber analizado cada uno de los límites, se debe escoger el menor de los tres.

Sin embargo, la letra f) del numeral 3 de dicha disposición señala de manera expresa que la distribución de dividendos, en la parte que corresponde a ingresos sujetos al impuesto a la renta único establecido en el artículo 27 de la Ley de Régimen Tributario Interno, tendrá un crédito tributario igual al valor calculado conforme al iii) del literal b) del artículo 137 a que he hecho referencia.

Finalmente, es oportuno hacer hincapié en que a partir del 1 de enero de 2015, para efectos de la declaración del ingreso gravado por dividendos ya no interesa si el accionista o socio está obligado o no a llevar contabilidad, por cuanto ambos deben declarar el dividendo como ingreso gravado en el ejercicio en que la Junta General de Socios o Accionistas resolvió la distribución, independientemente del pago.